Claraboya contra humos automática

Claraboya contra humos automática


Es un sistema de apertura automática destinado a la evacuación de humos en caso de incendio.

Gracias a un fusible térmico calibrado a 70 grados de temperatura, se fuerza la apertura total automáticamente sin la necesidad de alimentación eléctrica.

Debido a su uso contra incendios, aconsejamos instalar siempre claraboyas de gran dimensión.

Zócalo

Fabricado en chapa metálica galvanizada para dar solución a los requerimientos contra el fuego.

Disponible en dos alturas: 15 cm y 30 cm.

Se fabrica en forma cuadrada y rectangular.

Cúpulas

La claraboya contra humos automática puede suministrarse con cualquier cúpula de nuestra amplia gama, pero al ser una claraboya especialmente diseñada contra incendios recomendamos instalar cúpulas de policarbonato compacto o cúpulas de policarbonato celular para cumplir con la normativa contra incendios vigente.

CÚPULA POLICARBONATO COMPACTO

Fabricadas en policarbonato extrusionado, tienen una extrema resistencia a la rotura.
 
Se fabrican en color Blanco Opal.

No se fabrican en forma piramidal.

Clasificación contra incendios: B-s1, d0 = M1

CÚPULA POLICARBONATO CELULAR

Fabricadas en policarbonato extrusionado con estructura celular, de doble capa con cámara.

Tienen una resistencia óptima al impacto.

Se fabrican en color Blanco Opal.

No se fabrican en forma circular ni piramidal.

Clasificación contra incendios: B-s1, d0 = M1

Dimensiones

Rogamos consultar dimensiones disponibles a Maydisa.

Montaje

Las claraboyas son la solución ideal para instalar en cubiertas planas para proporcionar luz, ventilación, acceso a la cubierta o como mecanismos de evacuación de humos.

También pueden ser instaladas en cubiertas inclinadas.

El montaje de las claraboyas es sencillo y rápido, los mecanismos de apertura de las claraboyas ya vienen montados de fábrica.

Antes de confeccionar el hueco de obra confirme bien las medidas de la claraboya. Aconsejamos disponer de las claraboyas antes de iniciar el trabajo con el fin de ajustar correctamente todas las cotas.

No sellar con silicona las cúpulas.

1 · Presentar el zócalo sobre el hueco del forjado.
2 · Fijar el zócalo a la cubierta con tirafondos o clavos de acero (no suministrados).
3 · Cubrir toda la parte exterior del zócalo con lámina impermeable.


4 · Presentar la cúpula sobre el zócalo, centrar, marcar y retirar la cúpula. Taladrar el zócalo con broca de hierro de 5 mm.
5 · Fijar la cúpula sin apretar excesivamente los tornillos para evitar el riesgo de rotura o anular el efecto de la arandela de dilatación.

Garantía

   
En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.